Diario de Una Esposa

En Felices Por Siempre apreciamos mucho los ejemplos y lecciones de otras esposas que han pasado por cosas en su matrimonio iguales o parecidos a situaciones que nuestros seguidores estan pasando. Yo soy estadounidense viviendo en Mexico, en gran parte porque aqui esta mi amor. Sabemos que tenemos algunas seguidoras Mexicanas que han ido a vivir en los estados unidos u otros paises por sus esposos. El diario de hoy es justamente esa situación, Melisa, una recien casada que dejo todo, literal, para vivir con su esposo en Texas. Hoy comparte con nosotros algunos de los desafios que eso implico, y como ha llegado al exito en su matrimonio de casi 12 años. Les paso Melisa:

El Principio:

6 de octubre del 2007, dos dias despues de haber celebrado mi cumpleaños numero 21, me case con Josue, totalmente enamorada.

Cambios y Obstaculos:

Sabia muy bien que habia muchos cambios por venir:

  • pues aparte de dejar mi vida de soltera,
  • me mudaria a vivir a otro pais, donde realmenta no conocia a nadie aparte de mi esposo. Mi habilidad de hablar ingles no era muy buena, entendia poco y podia comunicar ideas basicas.
  • También por cuestión de papeleo, no podia obtener la licencia de manejo o permiso para trabajar hasta que cierto papeleo fuera procesado- lo cual tomo año y medio.  Esto significaba que durante este tiempo no tenia mucha opción de salir de la casa amenos de que alguien me llevara y me regresara, lo cual me resultaba muy difícil.

Para ser muy sincera, no me gusta mucho hablar de este tiempo. No quisiera sonar muy negativa pero la verdad es que a pesar de que Josue y yo nos amamos, fueron años mucho mas difíciles de lo que jamas me imagine. Cai en una depresion profunda.

Bendición y Congoja

Muy pronto Dios nos bendijo con la bendición mas grande que hemos recibido, en 7 años tuvimos 6 embarazos de los cuales perdimos dos de nuestros bebes. Los grandes cambios hormonales empeoraron mi  estado emocional; llegue a cuestionar mi fe, perder la esperanza en Dios, y creia ser un fracaso como madre y esposa. En realidad hubo muchos momentos preciosos y llenos de alegria pero en general estaba constantemente viviendo con temor, exhausta, enojada, deprimida y en silencio. No tenia la libertad de compartir con nadie lo que realmente estaba pasando en mi vida.

Debido a

  • nuestro inmadurez a los cambios tan grandes,
  • la falta de amigas,
  • mi inhabilidad de adaptarme a la cultura,
  • y asi como también familiares y amigos de Josue tenian sus propias expectativas acerca de nuestro matrimonio y como deberia ser nuestra relación con ellos, lo cual causo fricciónes y desacuerdos en nuestro matrimonio,

mi matrimonio y vida en los Estados Unidos debia haber resultado muy pronto en un gran fracaso.

Salida y Victoria

Pero el Señor en su gran misericordia me sostuvo, aún cuando yo no soy fiel El permanece fiel. Cuando yo soy tan debil, el se muestra fuerte y todo lo usa para nuestro bien por sus grandes misericordias.

El me enseño

  1. a confiar en el;
  2. aprendí a depender de El totalmente y
  3. a no callar.

En su gran sabiduria nos permite pasar por tribulaciones pero no es su plan que lo hagamos solos. Gracias a Dios por su iglesia y gracias a Dios por mi familia. El Señor hizo tal obra en mi corazon que ahora hasta me encanta el calor de Texas! Amo la vida aqui! Por su gracia aún con mis luchas de cada dia soy excitosa.

La Plenitud

No puedo estar mas orgullosa de ser la esposa de Josue. Ser su esposa es simplemente maravilloso y las pruebas difíciles han fortalecido nuestra relación y nuestra pasión de el uno por el otro crece cada dia. Vemos al futuro sabiendo que en este mundo tenemos aflicción, pero llenos de esperanza por lo que Dios ha obrado en el pasado. Sabemos que venga lo que venga, veremos y experimentaremos sus grandes misericordias! Me encanta ser mamá y tener cuidado de nuestro hogar.

Por la gracia de Dios aprendi bien el ingles, hice amigas, y estoy muy adaptada a la cultura. El Señor me trajo a mi hermana que ahora vive a 5 minutos de mi casa, y mi mama nos viene a visitar mas seguido. Siempre amaré a Mexico con todo mi corazon, pero mi verdadero hogar es donde Dios me tenga, cerquita de mi esposo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *